home
acciones urbanas absurdas. caps 3 y 4
jesús almeida
archivo
 

consumo

En esta ocasión hay algo molesto que ocurre en la ciudad en las fechas pre-navideñas y que no se nos podía escapar : El consumo masivo. Desde semanas antes ya nos han marcado dichas fiestas con las luces callejeras y parece que estemos obligados a comenzar a comprar regalos aunque no queramos.

Si lo extrapolamos a la televisión, seguro que todos recordamos esos anuncios de juguetes que emiten por las mañanas entre los dibujos animados. Por supuesto, el producto en sí no nos interesa, pero sí esa letra pequeña que adorna el final de cada anuncio en forma de mensajes que nos ayudan a comprender mejor la publicidad engañosa, que viene a decir que nos mienten pero no nos mienten, que nos engañan pero de buenas, y que, en definitiva, hay que salir a comprarlo ya.

Cuando los Clicks de Playmobil aparecen surcando el más temerario de los mares entre la niebla y el oleajenos advertirán que es FICCIÓN PUBLICITARIA. Si el barco en cuestión funciona con baterías (aunque ojito, nos las encontraremos en la caja) leeremos PILAS NO INCLUÍDAS. Asimismo, es posible que el juguetito cueste MÁS DE 30 EUROS aunque SÓLO INCLUYE DOS UNIDADES que por supuesto SE VENDEN POR SEPARADO, no vayamos a pensar que cuando los niños abran el paquete el día de reyes salga un barco a toda vela lleno de clicks piratas que además andan solos y sufren una terrible tormenta.

La letra pequeña ya está en la calle (manteniendo su esencia y tamaño, por supuesto) y ha llegado a los rincones más concurridos por el consumo de ciudades como Sevilla o atractivos lugares de la capital madrileña como Gran Vía o Cortilandia.


martillos

Atiende por que desde Left Hand Rotation vamos a ayudarte a ahorrar energía. Los siguientes elementos de la urbe a los que nos hemos enfrentado (recordad que la esencia de estas Acciones Urbanas Absurdas está en combatir todo aquello que sea molesto en la ciudad) son el mobiliario urbano cuyo componente clave es el cristal. ¿Nunca la has tomado a golpes con una cabina de teléfono?¿Te has visto obligado a soltar alguna patada a un cajero automático que se ha tragado tu tarjeta o eres de los que escupes en la pantalla?¿El parquímetro no te ha devuelto el cambio?

En este 4º capítulo nos hemos parado a pensar que los mismos que colocan esos elementos rebeldes en la ciudad son los que nos suministran unas armas más que eficaces: los martillos rompecristales de los trenes y transporte urbano. Entonces, en caso de necesidad... ¿romper cristales es legal?

Nosotros hemos tratado de ponerlo todo más fácil al colocar durante varios días algunos de esos martillos en cabinas telefónicas, cajeros automáticos, parquímetros, escaparates... para ahorrarte energía. No te magulles los nudillos ni la emprendas a patadas, utiliza nuestros martillos rompecristales. Ya están en las siguientes modalidades:

- Martillo rompecristales Anti-Cajero Automático
- Martillo rompecristales Anti-Cabina Telefónica
- Martillo rompecristales Anti-Parquímetro


Eso sí, recuerda que SU USO NO JUSTIFICADO SERÁ PENALIZADO.

 

fotos
fotos1
fotos2


mas