p
fac    |  Colaboraciones: hand[a]lefthandrotation.com
 
SaPenya
Vista general de SaPenya. Puerto detrás, muralla UNESCO izquierda. Acantilado con desperdicios al frente.

Sa Penya, Ibiza – Espacio distópico en la isla de la utopia

La investigación etnográfica llevada a cabo durante el verano del 2014 analiza los impactos de revalorización del suelo en las configuraciones socio-espaciales del degradado barrio de Sa Penya, en la parte histórica de Ibiza capital. El marco económico ibicenco enteramente basado en el turismo de masas y la construcción de un imaginario a través de la representación simbólica internacional como ciudad-marca orientada al hedonismo y la exclusividad de su vida nocturna, son factores que condicionan las políticas urbanas orientadas a la regeneración de este barrio.

A pie de la Muralla Renacentista protegida por la UNESCO y rodeado por las zonas más emblemáticas de la ciudad de Ibiza se encuentra Sa Penya, un barrio degradado física y socialmente y de alta vulnerabilidad a los impactos socioespaciales de una economía dedicada en su totalidad al turismo de masas. Su localización en el centro de la ciudad declarada de interés histórico-artístico, lo convierte en una zona protegida de elevada rentabilidad inmobiliaria, factor que condiciona su proceso de regeneración orientado a la expropiación gradual y a la especulación y no a la recuperación de su tejido social.

La anterior población de Sa Penya, mayoritariamente formada por pescadores, se trasladó a zonas más modernas de la ciudad debido al crecimiento económico que el incipiente turismo de masas trajo en las décadas de los 60 y 70. Por consiguiente, el barrio vivió un proceso de despoblación y desinversión pública que hizo de Sa Penya el lugar de asentamiento de grupos de inmigrantes de menor poder adquisitivo. El grupo poblacional que repobló sus casas y que actualmente reside en el barrio está formado principalmente por personas de etnia gitana, que acudieron a la isla en busca de oportunidades laborales en el sector de la construcción con el surgir de la industria turística.

El posterior descenso de mano de obra y el proceso de desinversión pública en la zona impulsaron la marginalización social y la aparición de actividades ilícitas relacionada con la venta de drogas que ha estigmatizado el barrio hasta ser popularmente conocido como,el ghetto gitano de Ibiza. El trazado laberíntico y la inaccesibilidad de sus calles favorece la ocultación de una realidad distópica caracterizada por bajos índices de escolarización, problemas de habitabilidad e insalubridad. Las zonas limítrofes de Sa Penya, sin embargo, se caracterizan por una actividad económica turística orientada a un público exclusivo de alto nivel adquisitivo en busca de ocio nocturno en el caso de La Marina o de cultura y gastronomía en Dalt Vila.

El Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) de Sa Penya y La Marina aprobado en 1994 está orientado a la rehabilitación integral del barrio, contemplando su estructura física y social y la conservación de la estructura original de sus edificios. Sin embargo el grado de cumplimiento de los objetivos contemplados por el PEPRI desde la fecha de su aprobación hasta la actualidad es mínima y se caracteriza por una extremada lentitud administrativa e incoherencia en la ejecución de medidas regenerativas.

La investigación etnográfica llevada a cabo en verano del presente 2014 evidencia que, el hecho de ser una zona de Patrimonio histórico protegida, juega un papel dicotómico en el desarrollo de las políticas de regeneración de Sa Penya. Tal condición y su privilegiada localización revaloriza el valor inmobiliario de la zona, sin embargo, el origen humilde de sus infraestructuras y la normativa de conservar los edificios imposibilita ampliar y adecuar las viviendas a posibles inversores de mayor poder adquisitivo. La estrategia institucional, ante tal situación es un abandono intencionado que persigue la declaración de la zona en ruina para poder, de este modo, reformar la normativa y llevar a cabo una transformación integral de la zona eliminando el tejido físico y social actual. La inaccesibilidad y las barreras físicas y visuales de la zona benefician la ocultación de Sa Penya a la vista del ciudadano/turista de tal estado de degradación.Simultáneamente,la configuración socio-espacial de las zonas colindantes se sigue adecuando para el beneficio temporal del turismo, como es el caso del embellecimiento del puerto deportivo de Ibiza Magna a escasos metros del barrio, cuyos precios de amarre ascienden hasta cerca de los 3000€/día.

Dichas transformaciones dejan a Sa Penya en un estado de barbecho que dará lugar a mayores plusvalías en el futuro, momento en el cual las instituciones actuarán con mayor velocidad cuando el terreno esté preparado para su especulación y el desplazamiento de la población actual. Durante este proceso de espera, factores como la estigmatización mediática hacia la población gitana actual y las actividades ilícitas que algunos ejercen, junto con el eco provocado por la resistencia ante los procesos de expropiación de viviendas ocupadas legal e ilegalmente, persiguen la justificación de la aparente pasividad actual e “impotencia” del Gobierno Balear hacia la regeneración de Sa Penya. Sin embargo, se detecta a través de la investigación, que hay una cierta impunidad hacia los traficantes de droga de la zona, cuyo rol también es dual. Por una parte, su presencia en las inmediaciones favorece el perseguido objetivo de incrementarel estigma social pero,a su vez, contribuye económicamente de una manera indirecta al modelo turístico Ibicenco basado en un hedonismo en el que el consumo de drogas tiene un rol importante.

El caso de Sa Penya es, por tanto, un proceso de gentrificación a través del abandono intencionado, la gettoización y el aislamiento con numerosas ambigüedades discursivas, cuyo objetivo final es el desplazamiento del desfavorecido y la adecuación de la zona al residente y turista de alto nivel adquisitivo.

SaPenya
Vista parcial de una calle de SaPenya.
Pixel

Vista parcial de una calle de SaPenya.
Pixel
Pablo Conejo
Urbiquity
 
fac    |  Colaboraciones: hand[a]lefthandrotation.com