p
fac    |  Colaboraciones: hand[a]lefthandrotation.com
 
La Floresta
Clases creativas y mariscalización
El barrio de La Floresta está situado al norte del centro histórico de Quito, en la parroquia Mariscal Sucre. Nace en 1917 sobre los terrenos de una hacienda y bajo los principios de ciudad-jardín. Sus primeros habitantes fueron ex-trabajadores de la hacienda y funcionarios municipales pertenecientes a una clase intelectual y aristocrática. En los años 20 también fueron llegando artistas, atraídos por las condiciones paisajísticas del lugar. En 1945, con el Plan Odriozola, La Floresta entra a formar parte del sistema de multi-centralidades urbanas de la ciudad. Durante las décadas de los años 50 y 60 el barrio acoge la sede de varias universidades, como la PUCE y la EPN. En la actualidad es uno de los principales polos universitarios de Quito, con cinco universidades y el 41% de los estudiantes de la ciudad.

A finales de los 90 comienza la presión inmobiliaria sobre el barrio. Locales dirigidos a un perfil elitista comienzan a trasladarse a La Floresta desde La Mariscal, y da inicio un proceso de revalorización por la llegada de equipamientos hoteleros y edificios de oficinas, principalmente sobre la Avenida 12 de Octubre y González Suarez. Gracias al fuerte tejido asociativo vecinal, el barrio responde, formando el primer Cabildo barrial en 2002 contra la especulación inmobiliaria en el barrio. Distintos hitos organizativos del barrio se suceden: en 2004 se crea el Comité Pro-Mejoras de La Floresta, integrado por antiguos vecinos y profesionales, que enfrenta a la municipalidad y consigue paralizar las obras del edificio Atlántida. En 2005 se forma la Asamblea de la Floresta, creando espacios de debate e iniciativas vecinales políticas, contexto del que surgiría la Revuelta de los Forajidos.

De pronto los artistas tienen dinero y los activistas fueron a trabajar al gobierno.
En 2007 la llegada de Alianza País al poder, partido político impulsado por la clase media intelectual del barrio, supuso un punto de inflexión en La Floresta, y una escisión entre los que entraron a ocupar cargos en el nuevo gobierno y los que decidieron continuar con los proyectos en el barrio desde la autonomía y la autogestión.
Aún con todo, en 2011 el proceso de movilización barrial desde el Comité Pro-mejoras culminó con el Plan Especial de La Floresta, consiguiendo la aprobación de la Ordenanza 0133, cuyos objetivos eran conservar las características barriales y regular la presión inmobiliaria, con medidas como la limitación de la construcción en altura o la prohibición del cambio de uso de suelo a comercial.

En la última década se ha intensificado la transformación de las dinámicas socioeconómicas con el crecimiento en número y representatividad de la clase creativa en el barrio, y la conversión de La Floresta en un cluster cultural donde se multiplican los emprendimientos y proyectos de ocio y consumo cultural basados en la así llamada economía naranja. Así también se evidencia un aumento de locales comerciales y hostelería gourmet pese a la normativa aprobada. Las antiguas casas unifamiliares se convierten en galerías, centros de arte y/o bares para un público selectivo. Se estigmatiza el comercio informal, con una historia extensa de pertenencia en el barrio, concentrado en el parque de las Tripas y Ladrón de Guevara, como inseguro y sucio.

En las periferias de La Floresta, barrios como La Vicentina, mucho más populares, están ya sufriendo el impacto de la revalorización, recibiendo la llegada de estudiantes y artistas de bajos recursos, aumentando el riesgo de desplazamiento de la población residente económicamente vulnerable.

Fuente: FLACSO Ecuador
Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados
Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados
Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados
Clicka sobre las imagenes para ampliarlas
entrevistas
Como parte del trabajo de registro planteado en La Floresta, se realizaron una serie de entrevistas buscando tener representación de los diferentes discursos e intereses que atraviesan el barrio, siendo este primer abordaje una muestra incompleta de los mismos, en proceso y abierta a colaboración de cara a enriquecer la diversidad de puntos de vista.
 

ROCÍO BASTIDAS & MIROSLAV KUBES
[ COMITÉ PRO-MEJORAS DE LA FLORESTA ]


El Comité Pro-Mejoras surge tras la lucha contra inmobiliarias en el año 2000, formado principalmente por antiguos vecinos y profesionales del barrio. Sus objetivos son recuperar la tranquilidad residencial de La Floresta tradicional y hacer respetar el Plan Espacial. Se posicionan contra el comercio ambulante, al que achacan desorden, suciedad y delincuencia.
 
PABLO AYALA
[ EL ROSCÓN ]


Integrante del colectivo artístico Tranvía Cero, creado en 2002 y cuyos planteamientos partían de la democratización de los espacios públicos, la interrelación y articulación de estos con la comunidad, así como una constante crítica a las formas de interpretar la cultura y a la museificación de la misma, cuestionando los registros formales y estéticos de las artes visuales. En la actualidad forma parte del emprendimiento de ocio y cultural Café El Roscón, en el barrio de la Floresta.
     
 

FABRICIO GUAMÁN
[ LA CASA DEL ÁRBOL ]


Coordinador del ya desaparecido espacio sociocultural y organización comunitaria Casa del Árbol, localizado entre la calle Lugo y Vizcaya, y que se autodefinían como espacio para el encuentro comunitario y la creación de nosotros mismos y otras formas de relación con la naturaleza, la comida, el arte y la vida, cuyo objetivo era promover las formas alternativas de relación con la naturaleza y la vida a través de prácticas comunitarias y colectivas.
 
MARIANA ANDRADE
[ OCHO Y MEDIO ]


Directora de la organización cultural Ocho y Medio, fundada en 2001 por un grupo de productores de cine, realizadores y artistas interesados en promover la cultura cinematográfica, la cual cuenta con dos salas de cine en La Floresta, dedicadas a cine independiente y espectáculos de artes escénicas y música en vivo.
Promotora del Colectivo Cultural de La Floresta, conformado por artistas plásticos, gestores culturales, artesanos, diseñadores, cineastas y vecinos, muchos de los cuales aún practican oficios tradicionales. El objetivo del colectivo es visibilizar la gestión cultural del barrio.

En colaboración con el Comité Pro-Mejoras de La Floresta y los participantes al taller se propuso un ejercicio de registro orientado a denunciar las infracciones al Plan Especial de La Floresta, plan elaborado sobre los cimientos de las reivindicaciones barriales que exigían la permanencia de las características barriales y la regulación de las dinámicas urbanas favorables a la especulación inmobiliaria.
Como material de apoyo a la actividad se diseñó este album de cromos que recopilaba los grandes bloques propuestos para el trabajo de mapeo colectivo.

descargar
Resultados del mapeo colectivo en proceso y abierto a colaboración:
   
 
La pregunta de investigación – ¿De qué manera, las dinámicas socio-espaciales que se suscitan actualmente en el barrio La Floresta provocan procesos de gentrificación? – ha sido desarrollada y ampliamente discutida a lo largo del proceso investigativo, para poder ser respondida en base al ciclo del proceso de gentrificación que se generó al desarrollar un marco teórico específico para este caso de estudio.


   
         
Comité Pro-mejoras de La Floresta
FLACSO Ecuador
UTE
 
fac    |  Colaboraciones: hand[a]lefthandrotation.com