p
fac    |  Colaboraciones: hand[a]lefthandrotation.com
 
Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados
Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados
Museo de los Desplazados
Clicka sobre las imagenes para ampliarlas

A nivel histórico
En 1519 se funda la ciudad de Panamá (actualmente lugar en ruinas a medio camino entre el aeropuerto y la nueva Panamá) como punto imprescindible para la conquista de Perú por parte de los españoles y como principal lugar de salida del oro expoliado rumbo a Europa. Ya en 1670, y precisamente atraído por ese flujo de oro, se produce la histórica llegada del pirata inglés Henry Morgan. Se dice que los propios habitantes de Panamá quemaron gran parte del patrimonio para evitar el saqueamiento completo por parte de los ingleses.

La nueva ciudad de Panamá se trasladó en 1673 a lo que actualmente es el corregimiento de San Felipe y se trata de una península rodeada de arrecifes rocosos. Desde 1997, el Casco Antiguo de Panamá es incluido en la lista de sitios de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO por sus numerosos lugares históricos (Plazas Mayor, Herrera, Bolívar, Iglesias de San José, San Francisco, etc) y edificios como el Teatro nacional o el de la Presidencia de la República, los Palacios de la Justicia o Bólivar, la Casa Góngora y Boyacá, además de un rico patrimonio arquitectónico de edificios civiles presentes en todas sus calles, muchos de ellos consumidos por las llamas en el incendio del siglo XVII y recuperados con nuevos estilos añadidos posteriormente: desde el colonial al neoclásico e incluso el art decó.

En la Actualidad
Desde el año 2000 comienza a operar la Oficina para la Restauración y Puesta en Valor del Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo de la ciudad de Panamá (OCA) con el Plan Maestro de la rehabilitación y restauración de una zona ya ocupada por clases sociales bajas y con una importante degradación tanto en sus calles como en el patrimonio arquitectónico. Desde la designación por parte de la UNESCO se produce una fuerte atracción de capital privado y llegada de nuevos inversores y grupos poblacionales extranjeros (principalmente europeos, canadienses y norteamericanos) surgiendo un grave problema de exclusión y expulsión de los habitantes con menos recursos (uno de los actuales planes es directamente denominado "Plan de evacuación del Distrito Histórico").

Desde 2005 el Plan Maestro tiene por claim "REVIVE EL CASCO ANTIGUO (Revive el Turismo. Revive la calidad. Revive la comunidad)", con el desarrollo de la llamada Cinta Costera 3 que rodea la península, terminando por designar la zona como lugar de moda de cara al turismo con la construcción de numerosos hoteles y bares y locales nocturnos. El proceso de gentrificación y desplazamiento poblacional es claro: Desde el censo nacional de población de 1990 al de 2010, la población del corregimiento de San Felipe (área mayoritaria del casco antiguo de Panamá) disminuye en un 68%, pasando de 10.282 habitantes a 3.262. Algunas organizaciones vecinales y de comerciantes (como las de Artesanos Unidos del Casco Antiguo, la de Moradores de San Felipe o la de Compradores y Expendedores de Productos del Mar) han solicitado en más de una ocasión a la UNESCO una inspección del Plan, ya que la expulsión masiva de habitantes y pérdida del patrimonio (tanto arquitectónico como intanglible) e identidad además de la conversión de edificios históricos en hoteles va en contra precisamente de las leyes que marcan el lugar como Patrimonio de la Humanidad. De esta paradójica forma, los vecinos tratan por todos los medios de mantener la categoría de la UNESCO, pero también con el objeto de evitar que continúen los desalojos masivos que marcaron la nueva ley nº136 aparecida en 2013.

A nuestro paso por el Casco Histórico encontramos una gran cantidad de edificios históricos en ruinas conviviendo con grandes hoteles y apartamentos de lujo, tiendas de souvenirs, fuerte vigilancia policial, multitud de obras de construcción y rehabilitación y una oferta de ocio nocturno dirigida a visitantes extranjeros en las zona más monumental. El área comercial más informal continua estando en la Avenida Central en su tramo peatonal, siendo un claro lugar de encuentro de la comunidad local el Parque de Santa Ana.

Hablamos com Marbel, que trabaja en un hotel de 10 años de antiguedad en el barrio y que ha vivido de primera mano las transformaciones: "Esto se convirtió en una zona muy olvidada desde que vino a vivir la gente con menos recursos. Curiosamente las casas de mayor valor que antiguamente eran de la aristocracia pasaron a ser ocupadas por habitantes mucho más pobres y ahora se pretende expulsarlos por que ahora mismo el Casco Viejo es el lugar turístico". Y continua hablando de la degradación y el cambio en la zona: "es verdad que antes tuvimos problemas con el tráfico y consumo de drogas, había tantos edidificios en ruinas que allí entraban a traficar y consumir. Ahora eso ha cambiado, esto es mucho más seguro y para nosotros como hotel es mucho mejor". Y termina comentándonos sobre la expulsión de habitantes: "Mucha de esa gente no tiene trabajo y vive aquí con muy poco. Últimamente se rumorea que la gran cantidad de incendios que está habiendo son provocados para que siga saliendo gente de aquí."


mapa

Left Hand Rotation
 
fac    |  Colaboraciones: hand[a]lefthandrotation.com