p
fac    |  Colaboraciones: hand[a]lefthandrotation.com
 

Durante la segunda mitad del siglo XX Getsemaní se convirtió en el epicentro de los cines y teatros en Cartagena. La vida barrial se dinamizó en gran medida gracias a la oferta cultural generada en torno a estos espacios. Los getsemanicenses se aglomeraban para asistir a estrenos de cine y conciertos de artistas de renombre, pero sobre todo, para encontrarse con sus vecinos y alargar las tertulias durante la noche.

El teatro Rialto al aire libre, el Variedades que luego fue conocido como el teatro Cartagena; el Teatro Padilla sobre cuyos restos se construyó un centro comercial; el Teatro San Roque del que no se encuentra registro fotográfico; y los pequeños Calamarí, Colón y Bucanero, vecinos del teatro Cartagena, desaparecieron con las nuevas estrategias de distribución de la industria cinematográfica y la compra de sus predios para diversos proyectos urbanísticos. La usurpación de estos escenarios marcó un hito dentro de las dolorosas transformaciones que han reorganizado el territorio y la vida de los getsemanisenses.

Las acciones propuestas para este ciclo buscaron generar estrategias de apropiación resignificación de las prácticas y espacios asociadas a los cines y teatros que historicamente fueron valiosos para Getsemaní.

GETCINEMA/DISPOSITIVO MÓVIL DE PROYECCIÓN

Memorias de la Libertad, habla Getsemaní Barriada, dentro del ciclo Cines y Teatros, propuso el diseño de un dispositivo móvil de proyección de video con capacidad para desplazarse por las calles del barrio y proyectar de manera autónoma en cualquiera de sus espacios. Con esta estrategia se busca recuperar una práctica perdida: asistir a ver cine como barriada, está vez al aire libre.

Este proyecto, que se desmarcada del entretenimiento turístico, y que en principio gira en torno a la proyección de películas, permite al su vez poner en circulación contenidos audiovisuales propios y críticos relacionados directamente con la realidad getsemanisense, así como intervenir el espacio público para romper el flujo turístico, bullanguero e indiferente que hoy gobierna al barrio.

Proyectar sobre las paredes de Getsemaní, se propone entonces como una estrategia de apropiación simbólica y física del territorio, que al mismo tiempo busca movilizar la memoria crítica de la barriada, para así fortalecer el sentido de pertenencia con el barrio y la lucha por la permanencia en el territorio

Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados Museo de los Desplazados
Clicka sobre las imagenes para ampliarlas
Memorias de la Libertad
Memorias de la Libertad 3. Habla Getsemaní barriad. / behance
Sub/Líminal
Sub/Líminal / vimeo
 
fac    |  Colaboraciones: hand[a]lefthandrotation.com